martes, 9 de febrero de 2010

10 Minutos en 20 Años

Esta carta para el periódico la estoy escribiendo en el Talgo que hace el recorrido Madrid-Badajoz, cuando llevo cuatro horas de viaje y todavía me resta una hora y media más para llegar a mi destino. Desgraciadamente, en esta ocasión, tomé la decisión de dejar el coche en casa y hacer el viaje en tren, viaje de trabajo, obligado por la necesidad de visitar a los proveedores que presentan sus artículos en Madrid y que no disponen de representantes en nuestra región.

Después de 4 horas y sin haber llegado todavía a Mérida, me pregunto si alguien que no esté en mi situación y que tenga otras alternativas, se plantearía realizar un viaje de apenas 400 kilómetros en 5 horas y media hasta Badajoz o, seguramente, optaría por otro destino en el que realizar sus inversiones y que no le llevara más de un par de horas en tren desde de su casa.

Han pasado 19 años desde que realicé este mismo trayecto con un grupo de amigos camino de Europa con nuestra tarjeta inter-rail. Entonces no teníamos portátiles, ni teléfonos móviles, nuestra fotos las hacíamos en carretes de 35 mm. y nuestra música la almacenábamos en aparatosas cintas de sólo 90 minutos de duración que reproducíamos en voluminosos walkmans.

Hoy, 19 años más tarde, a punto de finalizar la primera década del siglo XXI, estoy escribiendo esta carta en un portátil, donde descargo las fotos de la cámara digital, mientras escucho toda la música que deseo en un minúsculo iPod, pero el trayecto en tren, en estos casi veinte años, sólo se ha recortado en 10 minutos, viajando a una velocidad media de 72 kilómetros por hora, y todo esto recordando las promesas incumplidas de disponer de un AVE en este año que acabamos de comenzar.

Enrique Moreno Pabón

P.D.: En veinte años Extremadura se merecía unas infraestructuras modernas que acabasen con el aislamiento y abandono que históricamente hemos vivido. Modernas autovías que ahora empezamos a disfrutar y que unen las principales ciudades extremeñas con el sur (Sevilla) y el norte (Salamanca,...) de nuestro país, pero nos falta un medio de transporte cómodo y rápido como es el tren. Quizá 20 años a algunos les parezca poco tiempo para pasar de un tren tercermundista a la moderna Alta Velocidad, pero nadie podrá negarme que recortar el tiempo que nos une con Madrid, pasando de las 5 horas y media de los últimos 20 años (no tengo datos de antes del 1991) a unas razonables 3 horas y media hubiera sido posible si los que nos han gobernando estos años hubieran antepuesto los intereses de los ciudadanos a los suyos partidistas.

Por cierto, acabamos de llegar a Mérida, son las 21:19 horas y nos han informado por megafonía que el tren con destino a Badajoz hará su salida a las 21:13 horas. Sin comentarios.

1 comentario:

geli dijo...

No has mencionado el precio del billete de tren, porque si encima fuera barato... pues podías plantearte tardar más y por lo menos pagar menos, pero ronda los 70 eurazos ida y vuelta, no? pues que lo cojan ZP y sus hijas, y mientras Sonsoles que deleite a los pasajeros con sus cantos, manda huevos!