martes, 24 de marzo de 2009

Una tipa color putón

Iba a escribir sobre lo ocurrido el pasado jueves en STRASS, pero visto que mi hermana se ha adelantado y lo ha hecho con una prosa directa, por momentos dura, muy al estilo Pérez Reverte, paso a transcribir lo que publica en su blog. Por cierto, el personaje del hermano que aparece al otro lado del teléfono soy yo, je je, nominado al Goya al mejor actor de reparto por esa pequeña pero intensa interpretación, junto a tres monstruos como son Alejo Saura, Juan Diego Botto y Jorge Sanz.

Tres perchas y una trolley

Jueves, 19 de marzo. 19:00 horas. Entraba en la tienda una mujer rubia, vestida totalmente de negro, con gafas de sol maxigrandes, labios rojos color putón y con una maleta de ruedas (trolley, en fino). Manoli y yo estábamos detrás del mostrador hablando sobre los turnos de los próximos sábados. La mujer (llamémosle tipa) aparcó la maleta al lado de la puerta y se puso a ver las camisetas. Hasta quí todo normal. Pero algo nos hizo sospechar, la tipa estaba demasiado encima de la ropa, no hace falta acercarse tanto al perchero para ver bien las camisetas, por lo que Manoli y yo salimos del mostrador y nos pusimos más cerca de ella. A los pocos minutos cogió la maleta, dijo hasta luego y salió de la tienda. Revisamos el perchero y encontramos dos perchas vacías y dos alarmas escondidas en un zapato. Manoli salió rápidamente detrás de ella, había tirado hacia arriba, dirección autopista, con paso rápido pero sin correr. Yo mientras seguí revisando las camisetas, y cual fue mi sorpresa cuando vi otra percha vacía. TRES PERCHAS. Cómo era posible? la tarde estaba siendo tranquila, sin agobio de gente, y la tipa rubia habría estado en la tienda un máximo de cinco minutos, con Manoli y yo pendientes de ella, cómo podía ser? En ese momento suena el teléfono y es mi hermano, el cual, ajeno a todo pregunta si ha llegado ya Manoli, imagino su cara cuando le respondo que acaba de salir corriendo detrás de una tía que nos ha robao tres camisetas de un plumazo. En cuanto veo aparecer a Manoli por la puerta suelto el teléfono y le pregunto que cuántas trae, DOS, y entonces la tercera? sin pensármelo echo a correr, sin acordarme que mi hermano seguía al otro lado del teléfono (supongo que "algo" asustado). Os puedo asegurar que hacía tiempo que no corría tanto y tan rápido, la mezcla de rabia, nervios y mala leche me hizo alcanzar una velocidad que ni Usain Bolt en la final de los 100 metros. La pillé bajando la calle de Telepizza, allí iba ella con su maleta trolley, que hija de puta. Shhh, oye, que tienes otra camiseta que no le has dado a mi compañera, ya la puedes ir soltando, le digo mientras intento recuperar un poco de aire. Me lo negaba, la hija de puta, manteniendo una serenidad que no era normal. En el abrigo no llevaba nada, metí la mano en uno de los bolsillos que se veía más abultado de la cuenta y tampoco, pero estaba segura que la tenía ella y que no se iba mover de allí sin dármela. Al final consigo que abra el bolso y que saque las cosas que llevaba, un montón de ropa arrugada y colgando entre ella... una etiqueta de Paramitas. Esto es mío, hija de puta, un vestido!! nos había "mangao" dos camisetas y un vestido!! Os aseguro que no soy capaz de describir lo que sentí en ese momento, le hubiera partido la cara. Vuelvo a la tienda, con el vestido en la mano y con una mala leche que incluso llega a asustarme por momentos. Llamamos a la policia y a los pocos minutos la detienen, no habíamos sido su único objetivo, se había dedicado a robar por la zona toda la tarde. Cómo es posible que haya gente así? qué beneficio nos aporta esta clase de gentuza? con lo que nos cuesta estar donde estamos por la puta desaceleración (como bien nos alertaba en su día nuestro presidente ZP) va y aparece una tipeja a la que sólo le importa conseguir dinero para su chute diario. A mi me da igual, me da igual la vida que haya podido tener y el motivo de porqué está en la droga, no es problema mío, bastantes problemas tengo yo como para preocuparme también de los de una puta yonki, anda y que le den por culo, coño! tiene huevos.

Perdonad mi vocabulario, no está siendo políticamente correcto, pero cuando recuerdo todo esto me sube una mala leche que vamos... joder, que gentuza. La tipa en cuestión se llama Petra, hasta el nombre lo tiene bonito, y parece que es bastante conocida dentro del círculo policial (y la cárcel no está para esta gente? ahh... vaaale, nooo, que tonterías digo). Pues bien, nuestra Petra tuvo su momento de gloria es un reportaje que "Callejeros" emitió hace algunos meses sobre lo mejorcito que tenemos en Badajoz. Nooooo, sobre Fragoso nooooo, me refiero a algunos yonkis que divagan por el casco antiguo y pertenecen ya a nuestro patrimonio histórico, como son el primo de Camarón y el Pirulo. Al final del reportaje aparece ella, confesando que un bote de perfume le dura seis días (después de ver el vídeo entendereis que le dure tan poco), perfume que por cierto se encarga de mangar a mi cuñada Mónica de Bodybell, como veis... es una tipa muy querida en mi familia.

Bueno, os dejo el vídeo. Saludos para todos y que empeceis bien la semana ;-)

Espero que después de leer lo anterior no deje aquí su comentario ninguna Asociación de Buenos Buenísimos Progresistas de la Muerte o de la Defensa Progresista de los que han tenido una Niñez Difícil, porque, como bien dice Geli, qué culpa tenemos nosotros de eso, si lo que hacemos es ver como pasan volando los días, las semanas, los meses mientras las varices nos advierten de que son muchas horas de pie a la semana detrás de un mostrador, en concreto, más de 42.

El vídeo de Callejeros (la Petra sale en el minuto 06:00):



Usain Bolt imitando a mi hermana Geli en su sprint del pasado jueves:





1 comentario:

geli dijo...

Podías ver si entra en el seguro el desgaste de suelas consecuencia de la carrera, menos mal que Manuela no me obliga a trabajar con tacones, entonces me hubiera parecido más a "Paquillo Fernandez" en sus 20 km de marcha. Te he dejado en mi blog tu primer "corto" como protagonista. Saludos